domingo, 3 de mayo de 2009

De vuelta a blogger, gentileza de mi explorador.



Ella en pleno ataque de histeria, de gritos y llantos sin sentido para Rafaél (ponele), escucha esa expresión q es tan poco apreciada en el mundo femenino; "q te pasa pelotuda? te vino?"
Es bien sabido q esto no es algo q suela sugerírsele a un hombre para q le diga/pregunte/insinúe a una mujer, básicamente porq es cierto.
Las muyeres estamos atadas en cierto modo a esto, porq siendo aveces cierto, el resto de las veces también lo es.
Sucede q es horrible q te insinúen estas cosas, porq no podemos manejarlas.
Yo soy divina, simpática, optimista, "cero drama" (frase MUY usada al momento de querer indicar lo contrario), pero al ser mujer estoy durante toda mi vida (más notablemente a partir de los 12/13 años masomens) ligada a cambios cíclicos q son terribles para mí. No puedo controlarlos, no puedo luchar contra ellos, puedo hacer de cuenta q no los tengo, puedo fingir q el mágico mundo hormonal no produce ningún cambio en mi estado de ánimo, mas si en el cutis, pero la triste realidad.. es q aunq cerremos los ojos, las hormonas siempre están.
También es cierto q el chocolate produce una sensacion de felicidad por la producción de una HORMONA.
Hormonas son las q hacen q nos sintamos felices. O tristes. O dramáticas. O "cero drama".
Son las q hacen q de golpe sintamos una tristeza q arranca en la boca del estómago extendiendo su trayecto por la garganta, culminando en un dolor terrible de cabeza y una depresión q sólo se cura con 1 (una) tonelada de Chocolate Aguila, o con mucho sexo.
Son las q hacen de un; "me estaba bañando y no escuché el teléfono" un; "no te atendí porq estaba con tu mejor amiga, tu mamá y tu hermana en una fiesta, masturbándonos mirando pornografía en redtube.com".
Son las q hacen de un; "me re colgué q era tu cumple mi amor, sorry" un; "me re colgué q era tu cumple mi amor, sorry".
Son las q hacen q parezca una mala idéa tener sexo.
Son las q hacen q nos sintamos feas, y las q hacen q nos pintemos y planchemos el pelo cuando estamos indispuestas (científicamente comprobado; por instinto una mujer se produce más porq tiene más oportunidades de conseguir un buen ejemplar para procrear, aunq conscientemente no querramos tener hijos YAYAYA. También es cierto q una mujer es más linda cuando está ovulando. Posta.).
Es feo q te pregunten irónicamente si estás indispuesta, sea cual sea la situación (a menos q haya asquerosas y palpables pruebas q lo demuestren, en este caso la pregunta sería innecesaria), porq es como q te están tirando la onda de q estás cambiada.. diferente para mal. El "para mal" es directamente proporcional a la altura del mes o flujo hormonal q estemos pasando. Significa q estás más pelotuda de lo habitual, significa q algo en vos cambió, más allá de tu flequillo flogger.
Es feo porq se lo asocia popularmente con la histeria.. y nadie te pregunta "estas indispuesta?" cuando te notan más sensible, más mimosa o más atenta, q son, entre miles, algunas de las cosas q también producen las hormonas.
Q querramos escuchar.. q no nos importe ver futbol mientras estemos al lado tuyo. Q transformemos tus horribles preferencias sexuales en un "porq tenemos la re química y la re confianza en la cama, intentamos siempre cumplir el deséo de el otro", aunq el deséo siempre sea justamente "del otro".
Las pelotudeces hormonales y glandulares hacen de nuestros cuerpos una montaña rusa más agitada (y aveces nauseabúnda) q la roja del Tren de la Costa.
Se nos nota porq nos indisponemos, porq nuestras olas hormonales son más perceptibles porq siiiiiiiiiiiiiiiiiiii, porq nos crecen y endurecen las tetas, porq de golpe tenes un dolor de ovarios q hace q pensar en la muerte sea un consuelo.
Son una cruz con la q vivimos, convivimos y aveces combatimos a lo largo de nuestras no muy bien vividas vidas.
Las mujeres somos histericas.
Los hombres son histéricos.
Las mujeres mutamos más a lo largo del mes.
Los hombres parecen nunca cambiar.
La verdad es q, como en el ajedréz, un peón blanco es igual a uno negro.. pero uno siempre prefiere al blanco.

No hay comentarios: