martes, 3 de marzo de 2009

Sincerandomen



Voy a empezar por hacerme cargo de una bipolaridad q aveces me asalta.
Dicho ya esto, me dispongo frente a mi ordenador a comentar y analizar lo siguiente.
Cuando te bajan de un hondazo.
Hoy mi novio, reclamó su trono e hizo valer su posición de amor de mi vida como nunca; hablando.
Verán, él es un gran hombre, una persona q siempre admiré mucho y alguien bastante reservado.
Yo por el otro win, soy un desconche, me cuesta esconder las sorpresas q muchas veces le preparo porq me pongo ansiosa por verle la cara al descubrir dicha sorpresa, y me mata cuando lo unico q me queda es esperar a q sea el momento indicado para dársela (cumpleaños, fecha, whatfuckingever..), soy reservada cuando temo pero suelo tener bastante libertad para hablar de cualquier cosa, incluso intimidades, me cuesta plantearme el "no, bueno, eso es contarle demasiado sobre tal cosa mía" y hay pocas cosas q nadie sepa sobre mí.
Me siento melosa por demás al hablar de él porq es mi gran tesoro, como suelo decirle, él es mi lugar felíz. Sé q siempre q estuve y q estoy con él, los grandes problemas existenciales q suelo tener, se disipan hasta el olvido.
Por lo general yo soy la q plantéa cosas extrañas, la q se siente herida hasta el alma, la q necesita de cosas q a simple vista él no me da o yo no percibo. Ésto me deja mal por muchas cuestiones, entre ellas se encuentra el gran punto gran de q él jamás me planteó nada q le molestara, por momentos ésto fue agradable hasta q un día tuve la sospecha de q él como yo, tendría un montón de cosas q le molestaban de mi y q por algun razón no podía decirme. Pensaba así porq hasta yo puedo admitirme como una rompehuevos y me sé no muy facil de lidiar con (así se escribe cuando pensás en inglés y traducís literalmente).
Entre algunas posibilidades pensé; q soy la novia perfecta (big fat lie), q le falta espacio o modo de decirme estas cosas, q aguantaba todas esas cosas en su interior y temí q explotaran un día para el recarajo, mi gran temor.
Hoy en un gran ataque existencial q tuve, le vomité un montón de verdades personales q me estaban matando por dentro. Cosas q no podía aguantar más (ni menos), q él tenía q saber sobre mi sentir y sobre mi ser.
Por lo general el sabe mantener una postura más bien complaciente y de entenderme a su nivel sin aportar opiniones diferentes. Esto me dejaba bien por un lado y mal por el otro, sus palabras aveces no hacían q mi malestar desaparecieran y en algunas oportunidades pude decirle q hablar ya no me hacía sentir mejor, q ciertas cosas ya no quería hablarlas más.
No quiero palabras, quiero hechos. (carajo!)
Bueno, el hecho es q hoy, despues de una vida estando juntos (tengo sobrinos de pocos meses.. asiq tranquilamente nuestra relación tiene más de una vida de vida), despues de haberle vomitado un montón de cosas q me comían por dentro, tuve el placer de escucharlo hablar sobre estas cosas q entrarían en el rango de "modos/cosas q nunca me dijo".
Me bajó de un hondazo.
Escuché durante un largo rato su modo de ver y de pensar, de como aceptar a las personas como son, de cómo cuando algo molesta o incomoda transformarlo en una piedra en el zapato q facilmente se puede quitar. De como salir de situaciones antiguas q fueron feas, de como ir más allá de los traumas infantiles.. escuché su proyección al futuro, si las cosas son de un modo y se perpetúan así, escuché cómo un hombre q admiro, me decía con amor un montón de verdades suyas q nunca supe. Claro, yo veo el resultado, lo q él es por sí solo y conmigo, pero esas cosas y "secretos" q lo llevaron a ser quien y como es hoy, los ignoraba. Si bien hoy no sé todo about it, sé cosas q antes no sabía.
No pude contener la risa.. siempre ante mis ojos, siempre entre mis palabras, siempre en mi corazón, siempre con él, siempre entre nosotros, siempre en nuestra historia, siempre en nuestros ojos, siempre en presencia de "NOSOTROS".
Con sus palabras pude ponerme en sus zapatos realmente, sin andar adivinando como hice hasta ahora.
Despues de sus crudas palabras con amor, me sentí más cerca de él. Me sentí mal por él por tener una novia como yo hasta ahora, me sentí muy bien por tener un novio como él (como ninguno), me sentí estallar de placer al ver q él a pesar de todos mis errores hasta hoy, me sigue eligiendo como su compañera y ve su futuro a mi lado.
Hoy simplemente tuve el honor de q mi novio me bajara de la palmera.
Hoy tuve el placer de ver cómo un hombre como él puede estar con alguien como yo.. y no me hago la "hay no valgo nada", sino q es algo q muchas veces me y se lo pregunté y él sólo se limitaba a decirme hermosas cosas q sólo alguien ageno a mí puede ver. Cosas q mías q yo no veo, cosas mías q yo no creo.
Nunca me creí "tan" nada.
Hoy ví como él puede lidiar con mis partes oscuras sin salir corriendo.
La respuesta?
El amor.
:)

pd: ven por qué si él fuera un emoticón de msn sería (l), no? Hoy ya no soy más un signo de interrogación.

1 comentario:

Puni dijo...

Vaya, es un cambio. Si bien se pueden ver todavía restos de esa dañada autoestima de la que ya hablamos en un pasado, la regeneración y fortalecimiento que pareciera estar experimentando son claras. Me alegro porque vivas estas cosas, suenan bastante bien para ser la entrada de un blog donde puedo ver media teta de la autora xD

En cuanto a mi.. me sorprendió que te sorprendieras, no pensé que alguien pudiera extrañarse por algo así. Tal vez hace rato no sabíamos del otro, pero sí, para los últimos 3 o 4 meses que estuve en PlayTeam mi estadía era muy angustiante (wow, me saltó el corrector y lo busqué, parece que la palabra es "angustioso" y que "angustiante" va a estar disponible en la vigésima tercera edición, wtf xD) y no veía el momento de irme. Bueno, es una expresión, sí lo veía, estaba esperando a que apareciera algo más. Y un amigo de mi hno. que compró con la mujer un kiosco necesitaba a alguien de inmediato, en la misma semana que me lo comentó yo fui a mi tercer día de laburo en Enero de este año y Gustavo me dijo (en esas llamadas a uno por uno para decirles cuánto cobran) que por el adelanto que nos dieron en Diciembre que incluía aguinaldo (y yo había trabajado medio mes porque de mitad de Noviembre a mitad de Diciembre me licenciaron) debía 100 algo de pesos xD Le pregunté cómo lo pagaba y me dijo que me lo descontaban del sueldo de ese mes. A la salida caminando con Pato hacia el bondi le dije "creo que hoy fue mi último día en PT". Y así fue, no volví jamás xD Al día siguiente acepté lo del kiosco y a la semana y media me llegó el telegrama de despido.

Estoy satisfecho con mi salida, además de que me dieron un lindo dinero (no tengo idea por qué) me gustó poder jugar un rato a ser el protagonista de Enredos de Oficina, jajaja. Y así estamos. En el kiosco ya estoy terminando, era por el verano, cuando empiece a cursar el horario no me sirve. Ya veremos cómo sigue esta historia =)